Comer sentado adelgaza

Puede parecer algo de broma pero no lo es. Según se ha comprobado comer sentado adelgaza, o mejor dicho, nos ayuda a ingerir menos comida con lo que, a la larga, adelgazamos.

Y es que se come por la vista. El tener una mesa con su mantel y cubiertos y comer sentados nos ayuda a mejorar nuestras costumbres ante la comida. Eso quiere decir que al sentirnos saciados dejamos de comer.

El estudio tiene su origen en Canadá y se comprobó que era real. A 64 personas se las dividió en dos grupos. Unos comieron sentados a mesa y mantel y otros en una barra. Se les puso lo mismo para comer.

A la siguiente comida los cambiaron de posición. Los de la barra tenían un hambre feroz mientras que los de la mesa no tenían tanta hambre. La saciedad es algo psicológico y por eso hay que fomentarla.

Pero la misma importancia tiene la presentación de los platos. Poner salsa a lo largo del plato o bien el pan, una ensalada, servilletas…etc. de forma que la mesa se vea llena son aspectos que colaboran a esa idea de saciedad.

Consejos, ideas, quizás trucos, que nos ayudan en la ardua tarea de perder peso. Esperamos vuestros comentarios al respecto.