Dieta para los abuelitos

Ok, tu abuelito no quiere comer… Otra vez. ¿Qué hacer? ¿Dejarlo pasar? ¿Preocuparte y correr al médico? Antes que nada, hay ciertas cosas que debes entender sobre la tercera edad, que al igual que cada etapa de nuestras vidas, requiere de medidas específicas de prevención y hábitos nuevos que adquirir…. Tal y como un niño al crecer debe ir variando su dieta añadiendo los nutrientes que le permitirán crecer sano y fuerte, los ancianos deben ajustar sus hábitos alimenticios mientras envejecen.

Para empezar, ya que el organismo sufre distintos cambios, una de los ajustes que deben hacer las personas de la tercera edad es consumir menos calorías, ya que su actividad física se va reduciendo con el tiempo. También es importante notar que se pierde masa muscular a la vez que aumenta la grasa corporal.

Por esto, es recomendable que el menú de los ancianos esté compuesto por alimentos nutritivos como frutas, verduras y fibra, sin olvidar que las porciones deben ser pequeñas y fáciles de digerir, recuerda que además de su dentadura frágil sus encías adelgazan y se atrofian.

Por último, no olvides que todo entra por los ojos, según dice el dicho, sobre todo si hablamos de comidas. Así que asegúrate que el menú para el anciano tenga una presentación que invite a degustarse, ya que la mayoría de abuelitos y abuelitas tienden a perder el apetito.