Disfrutemos de las verduras

Todas las verduras tienen que resultar ingredientes principales en el menú diario de todas las familias. Disponemos de gran variedad, más allá de las tradicionales y clásicas. Todas las verduras contienen innumerables propiedades necesarias para nuestro organismo. Dentro de ese gran abanico de colores y sabores, vamos a ver algunas de ellas:

Alcauciles: lo más importante es conocer cómo se cocinan. Hay que lograr que resulten tiernos y sin oscurecerlos al tiempo de que no pierdan el sabor tan especial que los caracteriza. Para conseguir todo esto, hay que frotarlos con jugo de un limón previo a cocinarlos. Luego hay que cortar las partes externas de las hojas ya que pueden resultar amargas y algo duras.

Los alcauciles son una de las verduras más nutritivas y sanas. Regulan toda la función hepática de nuestro organismo y tienen un alto contenido de fibras. Son excelentes también para las funciones depurativas. Pueden ser combinados con otras verduras como preparados para ensaladas. Quedan exquisitos agregados a los espárragos o junto con salsas frías o mayonesa. Con arroz y carnes es otra buena alternativa.

Espárragos: deben ser seleccionados frescos, firmes y tiernos. Para limpiarlos se elimina la parte leñosa y se raspan con la colaboración de un pelador o un cuchillo. Luego los lavamos bien e introducimos parados con las puntas hacia arriba en un recipiente grande con agua hirviendo para cocinarlos. Son especiales para ingerirlos en tartas, ensaladas, crepés o a la vinagreta.