El plátano no engorda

A pesar de lo que se nos ha dicho a lo largo de los años esta deliciosa fruta ni engorda ni tiene tantas calorías como dicen.

Por su riqueza en potasio (ideal para los calambres musculares) ayuda a eliminar el agua del cuerpo y a equilibrar el nivel de sodio, por lo tanto incluso estimula la eliminación de líquidos, ideal para los que quieren adelgazar.

Igualmente, enfermedades como la gota, la hipertensión o el reuma mejoran notablemente con la ingesta de esta fruta. También refuerza los nervios del corazón y de los músculos en general.

Es altamente recomendable para la depresión e incluso para la mejora del cabello ya que contiene cinc. Así que, como siempre con moderación, se puede comer el plátano que se quiera ya que no es cierto el rumor de que hay que eliminarlo de la dieta.

De ahí que en muchas ocasiones hayamos tenido que sufrir esa famosa frase de: Evita los plátanos, pero por otro lado hay que observar las campañas por el consumo de la fruta de origen nacional. Por lo tanto con toda tranquilidad el plátano puede entrar en nuestra dieta sin pedirnos permiso.