La cafeína, beneficios y contenido

A veces no somos demasiado conscientes de lo que ingerimos, de los efectos, positivos o negativos, de un alimento cualquiera. Uno de los elementos que suele estar presente en nuestra dieta es el café, pero ¿cómo nos puede afectar tomarlo de una manera o de otra?

En principio la cafeína no es negativa para el cuerpo, más bien todo lo contrario. Activa el sistema nervioso, aumenta la velocidad de la circulación sanguínea y nos despierta. Es un aliado natural que nos estimula para seguir adelante.

Este alcaloide es de origen natural por lo tanto es mucho más beneficioso que si tuviera origen químico. Está compuesto de minerales como el potasio, el magnesio, el calcio y el cromo. Como vitamina principal aparece la niacina.

Curiosamente es de los pocos alcaloides que tiene diversos nombres. Por ejemplo, se denomina guaranina si procede del guaraná, mateína si procede del mate o teína si procede del té. En todos los casos los efectos son idénticos.

Esta sustancia suele estar presente en analgésicos y pastillas para adelgazar. No se ha comprobado el valor quema grasas de la cafeína pero sí funciona como inhibidor del apetito y acelera el metabolismo. Es decir, no quema la grasa como tal pero ayuda a que el cuerpo tire de los lípidos para metabolizarlos.

Es altamente recomendable para la práctica de cualquier ejercicio físico ya que ayuda a recuperarse y a entrenar con menor sensación de cansancio. No es recomendable para los niños o personas con problemas cardíacos graves. Sus efectos aumentan al tomarse sola, sin azúcar ni leche.

Esperamos haber aclarado algo más sobre esta sustancia tan presente en nuestra dieta diaria.