La linaza

Comentaremos hoy, si así lo consideráis, las propiedades de la linaza. Esta semilla se puede tomar molida, en grano o en aceite. Sus efectos son altamente positivos para el organismo.

El primero de esos efectos es el de la mejora, casi inmediata, del estado de la piel y del pelo. Tras la ingesta de cucharada y media de estas semillas un 90% de personas comenzaron a ver mejoras en su pelo.

Pero también es un potente elemento para mejorar la salud en general. Se aconseja especialmente para el cáncer de colon y de mama (por sus fitoestrógenos). Las prostaglandinas que contiene también hacen que el organismo limpie sus arterias y así se eviten ataques cardiovasculares.

También funciona la linaza como un laxante suave que mejora el tránsito intestinal. Pero no debemos olvidar los efectos secundarios. Si tomamos más de la cuenta, al observar los positivos efectos que tiene la linaza sobre nuestro organismo, podemos tener gases, problemas de estreñimiento y demás efectos colaterales.

Está totalmente desaconsejada para las embarazadas y su ingesta debe ser siempre cumpliendo la prescripción recomendada. No por tomar más vamos a tener más efectos positivos, más bien al contrario. Se suele tomar mezclada con zumos o molida en el yogur. El sabor es agradable. Su precio es razonable.