Las bebidas energizantes pueden dañar la salud

Cuando las bebidas energizantes salieron al mercado por primera vez, habían causado cierto revuelo ya que algunos pensaban que este tipo de productos tenían ciertas sustancias similares a drogas como cocaína debido a su efecto de reducir el cansancio en una persona. A pesar de que se probó que eso no es cierto, todavía se considera que estas bebidas tienen efectos negativos en la salud.

Cuando uno consume bebidas energizantes puede experimentar sensaciones de euforia o bienestar, pero esta no es una reacción natural, sino que es una consecuencia del estimulo nervioso central que produce la bebida una vez que la ingerimos. Este proceso brinda vitalidad, lo que genera que se elimine en parte el cansancio, pero según los especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social, todo esto es muy diferente de la energía normal.

Debido a que este producto tiene entre sus ingredientes taurina y cafeína, consumirlo sin moderación puede causar daños graves en el corazón, riñón y el sistema circulatorio. Además puede generar taquicardia y convulsiones entre otros síntomas.

Todos estos efectos nocivos se intensifican si se consume la bebida energizante con alcohol, por eso se recomienda no tomarla así y tampoco beberla en periodos de embarazo o lactancia o si se sufre diabetes o hipertensión.